Construcción

sábado, 11 de julio de 2015

Luz blanca o luz amarilla.


Es importante planificar mejor cual es el tipo de luz adecuada para cada espacio.
Sara, es una cliente que contrato nuestro servicio para cambiar el tipo de iluminación en la mayoría de las habitaciones de su apartamento nuevo.
El tipo de iluminación era blanca y ella quería luz amarilla, según Sara, esta luz le permitía una mejor visión, pensé que era un capricho de la Señora. Investigue un poco y me entere que es un error muy común, restar atención a un tema tan importante como el tipo de luz adecuada para cada espacio, incluso para los exteriores. vale la pena planificar mejor cual es el tipo de iluminación adecuada, si luz blanca o fría; luz amarilla o cálida.

Luz blanca o amarilla.


También se les conoce como luz cálida (amarilla) o luz fría (blanca).
Según un artículo de highlumen, la luz blanca o fría, mejora la visibilidad, resalta los productos en exposición y al igual que los rasgos arquitectónicos.
Highlumen, indica que la luz blanca es adecuada para la iluminación da andenes, pasadizos y patios; la luz blanca tiende a oscurecer los colores.

Luz amarilla o cálida.



Highlumen, recomienda este tipo de luz para iluminar exteriores, intensifica los colores y genera una sensación de calidez, adecuada para los espacios de reunión.

Luz blanca o luz amarilla, una elección clave para un stang o negocio.
Luz blanca o luz amarilla, ¿Cual es más conveniente para la salud visual?
En realidad es el uso o manejo inadecuado el que puede perjudicar seriamente la salud visual.
Consultamos la página de abc médicos y encontramos las recomendaciones del oftalmólogo, Jairo Naranjo, la luz blanca se debe usar directamente sobre el odjeto a iluminar, sin dirigirla hacia los ojos. La luz amarilla es ideal para iluminar los ambientes del hogar.
La iluminación es algo que debes planificar mejor.
Errores frecuentes.
En la página web de interiorismos, puedes encontrar información sobre decoración y como planificar mejor el tipo de iluminación adecuada para tu hogar.
Una iluminación centrada en la habitación, no es suficiente debido a que las necesidades varían según las zonas específicas ha iluminar; zonas de lectura, encimeras, mesas, etc.
El tipo de luz blanca o fría es ideal para los espacios que requieren mucha luz, es decir mejor visibilidad como: cocinas, baños, pasillos, patios, etc.
La iluminación amarilla o cálida: este tipo de luz es la indicada para crear ambientes acogedores, íntimos y cálidos. Recomendable para  salones, dormitorios y fachadas.